Cómo hacer Trabajo Remoto / Home Office. 1 Comunicación

Cómo hacer Trabajo Remoto / Home Office.

Si ya estás casi convencido de implementar esta  inteligente estrategia que viene con impulso dentro de los Startup y de las empresas con capacidad para aplicarla.
Antes de comenzar vamos a aclarar ciertos puntos que debes de tomar en cuenta como patrón o empleado.

Trabajar desde casa sin vigilancia, en tu cama o pijama puede ser un sueño para muchos, sin embargo no todo el tiempo es así. Puesto que en algunas empresas también existen reuniones virtuales, llamadas a cierta hora del día, eso sin contar que debes de estar disponible mientras estés conectado. Que vas a requerir de un equipo propio a menos que la empresa te proporcione de uno, tener un buen internet y de avisar cada que estés o no estés activo. 

Si tu jefe ya te dio pauta para no ir a la oficina a menos que sea necesario, bueno ten en cuenta que eso ya es un gran paso.
A continuación te damos ciertos parámetros que como empresa debes de considerar y cubrir al implementar esta estrategia.

  1. Establece horarios: Determina la hora para comer y las demás para trabajar, así evitarás que los demás lleguen a interrumpirte, puesto que no es lo mismo cuando estás en la oficina y te tomas un tiempo para ir a comer. Establece un horario fijo para hacer el recuento de cómo va avanzando tu equipo día con día. Así logras organizar mejor todas tus actividades. 
  2. Define las herramientas de trabajo: Herramientas para comunicarte con tu equipo, y para trabajar, son importantes tener en cuenta y en óptimas condiciones para lograr los resultados que estás buscando.  Así como definir si vas a necesitar de un buen servicio de Internet, papelería, o algún material extra de trabajo. 
  3. Espacio de trabajo: A pesar de poder trabajar desde cualquier parte del mundo, es importante definir tu espacio en donde vas a estar trabajando, organizar tu equipo, mesa de trabajo, o aquello necesario para estar en total comodidad. 
  4. Contrata al personal: Encuentra la persona correcta, al final de cuentas como Jefe tu decides a quien contratas o si das la pauta de que puedan trabajar remoto. Necesitas a una persona comprometida a realizar tareas desde casa que en verdad te va a cumplir. Puedes darles una tarea para ver como entregan los resultados, y así poder darles la confianza. Si es un poco complicado, pero estamos seguros de que hay personal capaz de entregar excelentes resultados. “Nosotros los tenemos” y es muy eficiente. 
  5. Planea: La planificación es vital para saber qué son las cosas que se van a hacer y terminar dentro de un lapso de tiempo las entregas de los trabajos asignados y determinar el tiempo que se tarda en cada uno. Después de eso simplemente es comunicación en caso de requerir ayuda o revisión de lo asignado.

Puede ser algo difícil de asimilar, pero también puedes arriesgarte a implementar áreas de oportunidad para personas con grandes capacidades y con la confianza de que tu trabajo y el éxito de tu empresa cumplirá con los grandes proyectos.

Muchas gracias por leer nuestro artículo, si te gusto, te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales y suscribirte al Blog para recibir todos.


Photo by Roberto Nickson on Unsplash Comunicación

El futuro nos alcanza, el trabajo remoto

Para muchos de nosotros el trabajar remoto es como algo irreal, algo que solo le pasa a ciertas personas que en son más afortunadas que tú y que por el contrario, tú siempre tendrás que ir a trabajar a una oficina y hacer “horas nalga”. Desafortunadamente esa es la forma de pensar de la mayoría de personas que piensan que no pueden llegar a tener un trabajo remoto o como le dicen en otros países el teletrabajo.

Yo confieso que para mí fue una de las decisiones más difíciles de tomar el poder trabajar remoto y confiar en que la gente estuviera trabajando por que tenemos ese estigma de no confiar en las personas que nos ayudan. Cuando empecé con Strappberry no tenía muchas opciones y decidí arriesgarme a trabajar remoto con todo el personal y les puedo jurar que ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida.

El principio fue bastante duro, le di la confianza a mi primer empleada, una diseñadora gráfica que vivía cerca de Guadalajara, México y las primeras 2 semanas no creía que estuviera en verdad cumpliendo con sus tareas, cada día me preguntaba si iba a entregarme algo o sólo me iba a estafar pero afortunadamente me hizo darme cuenta de que estaba completamente equivocado. Todavía recuerdo esas primeras entregas que hizo donde me empezó a demostrar que estaba comprometida y creía en que trabajar remoto si se podía y sus entregas y compromiso eliminaron todas mis dudas de mi cabeza y nos empezamos a enfocar en las cosas que teníamos que hacer.

Les puedo presumir que personalmente he tenido la oportunidad de seguir trabajando desde muchos diferentes países, climas y eventos, mis favoritos son cuando estaba trabajando con un caloron en Punta Cana, República Dominicana y también cuando estuve en el tour en Europa pasando por varios países (recuerdo ir caminando por las calles de Londres y hablando por teléfono para contratar a un chavo) que terminaría en ese viaje a Samara, Rusia para esperar el partido de México vs Brasil del Mundial de la FIFA 2018.

Al día de hoy, seguimos trabajando en un esquema completamente remoto donde solo estamos atados a tener una buena conexión a internet para poder comernos el mundo de manera digital y como desde aquel lejano Mayo del 2016 cuando fundé Strappberry sigo convencido en que el poder hacer home office o como dicen en inglés “working from home” es el futuro del trabajo donde podremos trabajar desde la comodidad del hogar y no tener que preocuparnos por las inclemencias del clima o el tráfico.

Si estás pensando en cambiar el esquema de trabajo con tus trabajadores lo único por lo que te tienes que preocupar es por confiar en la gente. Ese aspecto es sin duda el más importante, lo demás viene acompañado de una mezcla de tecnología y productividad por que para trabajar remoto debes comprobar que estás trabajando y no como cuando solíamos ir a la oficina y ser improductivos, en mi caso no sucede. Cuando no te sientes listo para trabajar lo mejor es no trabajar, mi equipo de trabajo sabe que cuando no se sienten bien para trabajar no lo hacen, es un estilo al que probablemente lo llamarán “muy millenial” pero como empresa de tecnología debemos de estar enfocados en ser coherentes con implementar las nuevas tendencias en nuestro equipo de trabajo y el trabajar desde casa es una de ellas.

Si te gustó nuestro artículo y quieres ser el primero en recibirlos cuando sean publicados suscribete a nuestro blog.

[yikes-mailchimp form=”2″]

error

Enjoy this blog? Please spread the word :)